imagen- blog- INADEE

 

Cambios en el trabajo por malos jefes

malos jefes

 

Si alguna vez pensaste en cambiarte de trabajo porque no te gustaba tu jefe, no sos un caso especial porque a muchas personas se les ha ocurrido la misma idea. También son varios los que han concretado su renuncia porque hoy son mayoría los que no están dispuestos a soportar en jefe gruñón, descontento o de mal humor.

Hoy nos encontramos frente a nuevas generaciones, especialmente los menores de 40, que tienen una escala de prioridades diferente a la hora de trabajar en relación de dependencia. Se valora la flexibilidad en el horario, el reconocimiento de su esfuerzo por parte de los jefes y la empresa en general, posibilidades de crecimiento personal y, esencialmente, el buen trato.

La actual situación debe ser tenida en cuenta para conformar el equipo de trabajo. Algunas empresas, sobre todo las tecnológicas como Google, tienen modalidades de trabajo más flexibles y tratan de generar un clima muy ameno para que el personal se sienta cómodo en la empresa (gimnasios, salones de juegos y esparcimiento, libre elección del lugar de trabajo, etc). Los jefes son facilitadores que ayudan a lograr los objetivos.

Habrá que pensar nuevas estrategias para enfrentarse al desafío de retener a los buenos empleados.

 

Claudia Fabri

Dra. en Economía

Coach y consultora organizacional

 

 

 

 

 

 

 

 

Quiero recibir más artículos como este
Tu Nombre

E-mail

Por favor, no te olvides de presionar el botón "Enviar ".
 

INADEE BLOG
inadee