imagen- blog- INADEE

 

El conflicto ¿Qué hay detrás?

 

conflctos

Siguiendo a Paul Watzlawick, podemos demarcar dos niveles distintos en los conflictos: un nivel de contenido y un nivel de relación.
El primero de ellos refiere al tema manifiesto acerca del cual se instala el desacuerdo. Más claramente, aquello de lo que se discute.
El segundo apunta al vínculo que mantienen las partes entre sí, a la forma en que sostienen sus intercambios.
Así, podemos asistir a situaciones en las que más allá del contenido aparente acerca del cual se da la desavenciencia, subyacen ocultos los motivos donde anclan las diferencias.

Cuando las discrepancias transitan por los carriles del nivel de contenido los modos eficaces para la resoluci ón de los conflictos se presentan con mayor facilidad y menor desgaste de esfuerzos. Cuando los conflictos están atravesados por cuestiones de relación las soluciones se tornan más complejas.

A modo de ejemplo, brindaré una experiencia de mi práctica profesional de consultoría con Pymes:
Dos hermanos, socios de una empresa mediana en el área de servicios, se trenzan en una interacción agresiva en torno a cuál elegir de entre dos proveedores de un determinado insumo.

Analizadas desde un punto de vista neutral, ambas propuestas se muestran similares en cuanto a sus características. ¿Por qué discuten y pelean tanto, entonces?

No por asuntos de contenido sino por cuestiones de relación, como las de ver quién tiene la última palabra o la idea más brillante. En suma, los que está en juego se trata de un verdadero choque de egos, de una rivalidad de tipo narcisista.

Allí es donde intervengo y les pregunto si ese estilo de relacionarse, a puro enfrentamiento, era el que mantenían en su niñez, cuando contaban con 8 y 10 años respectivamente, y elegían, no proveedores, sino juguetes que terminaban rotos rodando por el piso. El problema, les digo, es que ahora, cargando uno con 33 y el otro con 35 años, la que puede terminar rota esta linda empresa de la que ambos viven. Reacción: primero, profundo silencio de ambos lados. Luego, acuerdan de modo amigable el proveedor de quien abastecerse.
Se trata de una situación bastante común que acontece en distintos tipos de organizaciones, pero muy especialmente en las Pymes familiares, en las cuales abundan los gritos, los reproches y en las cuales las reuniones directivas suelen ser por completo improductivas.

Vemos, por lo tanto, que lo que acontece en numerosos casos de conflicto remite a una “otra escena”, a un trasfondo encubierto, más allá de lo que aparece como obvio y evidente, que en aras de lograr una comunicación más sana y menos neurótica será preciso sacar a la superficie.
En INADEE tenemos una formación específica sobre Negociación y Resolución de Conflictos.

 

Dr. Germán Risemberg

Contador, Psicólogo, Doctor en Administración (UNR)

Director de Consultoría y Coaching para Pymes de INADEE

germanrisemberg@inadee.com

 

Quiero recibir más artículos como este
Tu Nombre

E-mail

Por favor, no te olvides de presionar el botón "Enviar ".
 

INADEE BLOG
inadee